Sammy en el pasaje secreto

(Sammy’s Secret Passage, Dir. Ben Stassen, Bélgica, 2010).

por Eduardo Mórlan

Dedicado a Bárbara Iturbe, Esther Soria, Carla Farell  y Rosa Calero de Corazón Films por sus atenciones con un servidor y Revista Kya! y un homenaje a un excelente alumno, un gran amigo y una persona sedienta de saber que además es generoso -porque me consigue libros en catalán y holandés- e inquisitivo: el Doctor Wilber Azanza, que además me vaticinó a fines de mayo que iba a empezar a escribir, especialmente de cine, y acertó por completo. Mis respetos, estima y eterno agradecimiento.

 

Póster

 

¿Si les mencionase que hay en cartelera una película de animación creada por un cineasta nacido en Bélgica y apoyada por Francia, con talento de voces de EE. UU., y con apoyo técnico de China, qué pensarían? No obstante la mescolanza de nacionalidades, les puedo garantizar que SAMMY EN EL PASAJE SECRETO es un film de caricaturas que supera con mucho las expectativas que se tienen de cine de entretenimiento familiar. Es una historia interesante para los pequeños y aún más, una excelente lección de dominio técnico y de aprovechamiento a plenitud de los recursos de la 3ª. Dimensión sin llegar a caer en un relato superficial o en alardes técnicos.

 

 

El film es narrado por Sammy, que es ya una tortuga verde macho anciana y que está vigilando la salida del cascarón de su numerosa descendencia, recordando su salida del hoyo en la arena en que se incubó y despertando a ver el mundo. Todo inicia con una desesperada carrera al mar para no ser comida por las gaviotas que vuelan alrededor. Cuando una de ellas lo atrapa, se encuentra con una tortuguita hembra que también está en el aire y que cuando trataba de salir del hoyo le instaba a no claudicar. Ella será Shelly, el motor de la historia. Y de ahí se le sigue por 50 años en una odisea extremadamente entretenida en gran variedad de paisajes –islas tropicales, desiertos helados, mares cambiantes- para los espectadores, en especial para los pequeños.

En sus aventuras como involuntario trotamundos, Sammy conoce el lado positivo y negativo de todos los seres vivientes, ya sean marinos –el pulpo Paul, el delfín que lo saca a flote, las tortugas amarillas hostiles, el tiburón que los persigue-, terrestres –el gato y los humanos- o aéreos -las gaviotas, el águila pescadora-. Con ello, y cualidades y defectos en todos ellos por igual. Se muestra la destrucción de los hábitats y no existen malos -taladores, pescadores, petroleros, balleneros, policías- sin su contraparte buena -hippies y Greenpeace-. Lo mismo hay solidaridad que egoísmo, bondad que maldad, se alienta y se atemoriza, se tiene firmeza de convicción que se rinde de repente. También -en grado menor para no interferir en el relato- se muestran hechos históricos -un derrame de petróleo, el amarizaje de una cápsula espacial en el Atolón de Wake- y recorridos geográficos –el cruce de Cabo de Hornos, el Canal de Panamá- que pueden despertar el interés de los niños. Una buena lección para el público menudo.

El amor es un factor principal en el desarrollo de la historia, puesto que Sammy encuentra, reencuentra y pierde a Shelly varias veces y sin embargo, siempre tiene la esperanza de reencontrar a su ser adorado e inolvidable. Igualmente le sucede con Ray cuando son brutalmente separados por las redes de pesca, pues a pesar de tener de vez en cuando sus diferencias, los dos se estiman entrañablemente.

Existen varios personajes que resultan memorables, como Ray, la tortuga laúd macho que comparte los restos de la balsa con Sammy por una buena cantidad de años y es su mejor amigo –coquetón y tenorio- a pesar de ser diferentes; Micifuz, un gato de origen francés que asusta constantemente a Sammy con tal de no perder su lugar en el afecto de la joven madre Snow y su pequeño hijo. O Vera, una tortuga mayor hembra que si bien se opone a aparearse con Sammy, le ayuda posteriormente al llegar a un sitio plagado de dificultades.

Además, Sammy es ambicioso e impulsivo como corresponde a cualquier joven. Realiza sus empresas aunque no siempre tiene el igual ideal, como su tentación de visitar los mares polares. Es aquí que junto con Shelly descubrirá el tantas veces mencionado “pasaje secreto”, que no es sino el Canal de Panamá, donde nuevamente las 2 almas gemelas se separarán involuntariamente. Al estarse congelando en el mar helado de la Antártica, Sammy será rescatado de este embrollo por una ballena amistosa.

Hay escenas realmente impresionantes en que parece que los personajes se salen de la pantalla –como las gaviotas del principio-, o que se adentran en la misma, como una perspectiva profunda de la playa cuando Sammy está por dirigirse al mar. O los tan bien planeados recorridos en los corredores de los arrecifes de coral, que realmente hacen pensar que uno viaja con los personajes y la pantalla de burbujas de un manantial termal en que Ray y Sammy se bañan. Además, las escenografías son de antología por la riqueza de colores y el detalle de la vegetación, los fondos marinos y los escenarios de los humanos.

 

Ben Stassen

La película incluye elementos interesantes en cuestión de temas que muchas veces no se saben manejar en el cine infantil, pues o se opta por caer en lo didáctico o en lo extremadamente profundo. El relato “Around the World in 50 Years” (La vuelta al mundo en 50 años) surgió cuando Ben Stassen y su hijo visitaban Baja California y las tortuguitas no podían llegar al mar debido a la altura del pavimento de la carretera, que es la escena de inicio del film. Este belga es el creador de la historia y productor y director del film, y se preocupó por diferenciar SAMMY… de otras películas al evitar el maniqueísmo –lo mismo hay héroes y villanos en cualquier categoría de seres vivos- y mostrar valores sin imponerlos ni ser machacón al respecto. Muestra de manera sutil mucho más de que si se empeñase a predicar. Es notable la música original es del alemán Ramin Djawadi, protegido de Hans Zimmer y asistente de de Klaus Badelt y creador de los soundtracks de “Mr. Brooks” y “Pregúntale al viento”, la serie de TV PRISON BREAK y FLY ME TO THE MOON, la anterior película de Stassen. Las canciones que aparecen refuerzan con su letra en inglés el momento que aparece en pantalla.

 

Cartel de "Fly me to the moon"

La película está apoyada financieramente por StudioCanal, que recientemente ha intervenido en Universal Pictures y es producida por nWave Pictures, cofundada por Stassen y su paisano Eric Dillens en 1994. Stassen es oriundo de la región valona (francoparlante) de Bélgica. Estudió en la Facultad de Cine y Televisión de la University of Southern California (USC), trabajó en TV y luego se especializó en animación por computadora, en dirigir películas especialmente hechas para IMAX, y en proyección de films hechos con técnicas como Iwerks (creada por Ub Iwerks, animador estrella de Walt Disney) y VistaVision (desarrollada por Paramount Pictures en los ‘50s) y su primer largometraje fue FLY ME TO THE MOON, la 1ª. película animada totalmente producida en 3ª. Dimensión.

Esa larga experiencia se refleja en la maestría en que realiza sus movimientos de cámara y como saca la máxima ventaja de la 3D en pantalla. Si ingenio y dominio técnico son magistrales e incomparables. Es, en esta área, una autoridad mundial y está comprometido a darle a la 3D el lugar que le corresponde, pues siempre se ha usado como artificio y no como una técnica por sí misma, además de que se filma primero en plano y estas imágenes se pasan luego a 3D (Hitchcock usó la técnica en su película Con M de Muerte [Dial M for Murder], pero los estudios Warner Bros. la consideraron riesgosa financieramente y sacaron una versión convencional.

Divertida de principio a fin y sin pretensiones excesivas –otro defecto común de este tipo de films-, SAMMY EN EL PASAJE SECRETO resulta la opción ideal de convivencia familiar de fin de semana, pues será un excelente regalo para los niños… y también para muchos adultos. La distribuidora CORAZÓN FILMS ha apostado con seguridad a una magnífica carta fuerte en un momento en que el cine infantil se encuentra a la baja en cuestión de exhibición.

 

Tráiler

Acerca del autor


El staff Kya va buscando a personalidades de la Cultura para que compartan con nosotros y nuestros lectores textos, opiniones e ideas. También invitamos a nuestros lectores a compartir su Arte con nosotros y el mundo. ¡Vengan a gritar con nosotros!