Los Himnos Nacionales de México

Por José Daniel Guerrero Gálvez (Oquitzin Azcatl)

josedanielkya@gmail.com

Los objetos de cultura de los pueblos, naciones o sociedades se contextualizan en forma general en Bellas Artes, Ciencia, Humanidades y Tecnología. Dentro de las bellas artes se ubica un arte que abordaremos en este artículo: la música.

Según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), la música es el “arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, o de unos y otros a la vez, de suerte que produzcan deleite, conmoviendo la sensibilidad, ya sea alegre, ya tristemente” (DRAE, 2001). Wikipedia, menciona que la música tienen como fin “… suscitar una experiencia estética en el oyente, y expresar sentimientos, circunstancias, pensamientos o ideas” (Wikipedia, 2012).

Ambas definiciones son interesantes pues determinan de manera puntual una composición en particular que todo país conformado en un Estado, posee: un himno. La naturaleza de esta composición musical es ser “… emblemática de una colectividad, que la identifica y que une entre sí a quienes la interpretan” (DRAE, 2001) y que contextualizada en un Estado Nación como generalmente se conforman los países del mundo, toma el adjetivo de “nacional”.

Un Himno Nacional es una composición musical patriótica (Wikipedia, 2012); es decir, que se contextualiza en la pertenencia a un lugar, un sistema de valores, una cultura, una historia y sentimientos (Ibídem). Todo país tiene un Himno Nacional y música que lo representa pero aparte del valor estético que estas composiciones musicales tienen, lo interesante se encuentra en la historia que los rodea. Cada país tiene historias maravillosas alrededor de sus Himnos Nacionales pero particularmente, hablaré del que me corresponde, el Himno Nacional Mexicano.

Ahora, inevitablemente la pregunta es ¿por qué hablar de muchos Himnos Nacionales en el título de este artículo? La respuesta es sencilla, aparte de determinar la oficialidad de un Himno por parte de un Estado, hay composiciones musicales que por su belleza o en ocasiones por su representación histórica, la colectividad los ubica en el mismo nivel que el Himno oficial; tal es el caso de México que su población reconoce tres Himnos Nacionales, identificados por su ordinalidad no quiere decir que uno sea mejor a otro; más bien, esta característica se refiere a una cronología en lugar de un orden. Los invito a conocerlos.

Primer Himno Nacional Mexicano

Su composición data de 1853, escrito por Francisco González Bocanegra (1824-1861) (el cual fue encerrado con llave por su prometida para obligarlo a componer pues el poeta no estaba interesado en el Himno y sí, en hacer poesía para su amada), y musicalizado por Jaime Nunó (1824-1908) un año después. La versión oficial se legisla en 1943 donde se establece que sólo el coro y cuatro estrofas (I, V, VI y X), serán entonadas frente a la versión original que se compone de un coro y diez estrofas las cuales dos de ellas fueron prohíbidas debido a la mención de Antonio López de Santa Ana, el cual era y es considerado un traidor a la patria. El sentimiento que alberga esta composición musical está contextualizada en la Guerra de Independencia (1810-1821).

Los invito a escucharlo, la versión completa: el coro y las diez estrofas.

Segundo Himno Nacional Mexicano

Su composición musical fue realizada por Genaro Codina (1852–1901) y la letra escrita por Salvador Sifuentes, ambos en 1892 debido a una competencia para determinar quién componía la mejor marcha; el otro contendiente fue Fernando Villalpando. La composición de Corina fue seleccionada como ganadora y se convirtió en el Himno Estatal del Estado Mexicano de Zacatecas. La razón por la que se le considera el Segundo Himno Nacional Mexicano es por la fuerza de su interpretación y su letra pero también por que se le asocia con un evento militar muy importante ocurrido en la Guerra de Revolución (1910-1917, 1924, 1940), la Toma de Zacatecas en 1914 por José Doroteo Arango Arámbula mejor conocido por Pancho Villa (1878-1923), además que las huestes revolucionarias de la División del Norte comandada por el mismo Pancho Villa lo adoptaron como himno de batalla. La letra se encuentra en http://es.wikisource.org/wiki/Marcha_Zacatecas y la interpretación en el siguiente video:

Tercer Himno Nacional Mexicano

El Huapango de Moncayo es el más contemporáneo y en realidad no es un himno; es un arreglo para orquesta con influencias de son huasteco del Estado Mexicano de Veracruz. Compuesto en 1941 por José Pablo Moncayo se contextualiza con el nacimiento del México Moderno en 1940 al término del Cardenismo, último periodo del proceso histórico de la Revolución Mexicana y que da inicio a la consolidación del Estado Nación Mexicano. El Huapango de Moncayo es una pieza que se interpreta internacionalmente y una muestra es el siguiente video donde la Orquesta Sinfónica Juvenil de Venezuela dirigida por Gustavo Dudamel lo interpreta con magistral ejecución.

La belleza de las composiciones poéticas y musicales de cada una de estas piezas son indiscutibles pero por desgracia no representa a toda la población mexicana, sólo al México mestizo pues se ha excluído de manera categórica al México indígena. Posiblemente el Huapango de Moncayo es un esfuerzo por integrar a estas dos partes de México pues el origen del son huasteco es la “fusión de las tradiciones musicales de los indígenas nativos del lugar con la instrumentación propia de los europeos” (Wikipedia, 2012) y la Marcha de Zacatecas, una muestra de las demandas sociales, económicas y políticas en una proceso histórico que lejos del poder y más allegado al pueblo en un fenómeno que se le conoce como “La Bola” (Tardan, Once TV México, abril 19, 2010).

Referencias bibliográficas

  • Escalante Gonzalbo, P., Aboites Aguilar, L., García Martínez, B., Garciadiego, J., Jáuregui, L., Speckman Guerra, E. y Zoraida Vázquez, J. (2009). Nueva historia mínima de México (6a ed.). México: El Colegio de México.
  •  Himno. (2001). En Diccionario de la Real Academia Española. Recuperado desde http://www.rae.es
  •  Música. (2001). En Diccionario de la Real Academia Española. Recuperado desde http://www.rae.es
Por José Daniel Guerrero Gálvez (Oquitzin Azcatl) josedanielkya@gmail.com Los objetos de cultura de los pueblos, naciones o sociedades se contextualizan en forma general en Bellas Artes, Ciencia, Humanidades y Tecnología. Dentro de las bellas artes se ubica un arte que abordaremos en este artículo: la música. Según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), la música es el "arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, o de unos y otros a la vez, de suerte que produzcan deleite, conmoviendo la sensibilidad, ya sea alegre, ya tristemente" (DRAE, 2001). Wikipedia, menciona que la música tienen como fin "... suscitar una experiencia estética en el oyente, y expresar sentimientos, circunstancias, pensamientos o ideas" (Wikipedia, 2012). Ambas definiciones son interesantes pues determinan de manera puntual una composición en particular que todo país conformado en un Estado, posee: un himno. La naturaleza de esta composición musical es ser "... emblemática de una colectividad, que la identifica y que une entre sí a quienes la interpretan" (DRAE, 2001) y que contextualizada en un Estado Nación como generalmente se conforman los países del mundo, toma el adjetivo de "nacional". Un Himno Nacional es una composición musical patriótica (Wikipedia, 2012); es decir, que se contextualiza en la pertenencia a un lugar, un sistema de valores, una cultura, una historia y sentimientos (Ibídem). Todo país tiene un Himno Nacional y música que lo representa pero aparte del valor estético que estas composiciones musicales tienen, lo interesante se encuentra en la historia que los rodea. Cada país tiene historias maravillosas alrededor de sus Himnos Nacionales pero particularmente, hablaré del que me corresponde, el Himno Nacional Mexicano. Ahora, inevitablemente la pregunta es ¿por qué hablar de muchos Himnos Nacionales en el título de este artículo? La respuesta es sencilla, aparte de determinar la oficialidad de un Himno por parte de un Estado, hay composiciones musicales que por su belleza o en ocasiones por su representación histórica, la colectividad los ubica en el mismo nivel que el Himno oficial; tal es el caso de México que su población reconoce tres Himnos Nacionales, identificados por su ordinalidad no quiere decir que uno sea mejor a otro; más bien, esta característica se refiere a una cronología en lugar de un orden. Los invito a conocerlos. Primer Himno Nacional Mexicano Su composición data de 1853, escrito por Francisco González Bocanegra (1824-1861) (el cual fue encerrado con llave por su prometida para obligarlo a componer pues el poeta no estaba interesado en el Himno y sí, en hacer poesía para su amada), y musicalizado por Jaime Nunó (1824-1908) un año después. La versión oficial se legisla en 1943 donde se establece que sólo el coro y cuatro estrofas (I, V, VI y X), serán entonadas frente a la versión original que se compone de un coro y diez estrofas las cuales dos de ellas fueron prohíbidas debido a la mención de Antonio López de Santa Ana, el cual era y es considerado un traidor a la patria. El…

¿Te gustó?

User Rating: 4.7 ( 1 votes)
0

Acerca del autor


El staff Kya va buscando a personalidades de la Cultura para que compartan con nosotros y nuestros lectores textos, opiniones e ideas. También invitamos a nuestros lectores a compartir su Arte con nosotros y el mundo. ¡Vengan a gritar con nosotros!